Páginas

viernes, 10 de abril de 2015

Crónicas de Plina III: La Masacre Final



-¿Me estás cargando, pelotudo?- Dijole FelipeR a Rudolphito.- ¿Acaso las inclemencias de Cronos no han sido suficiente en este viaje? ¿Acaso, oh, gran Zeus, hemos insultado tu divinidad con nuestras meras existencias? ¿Es posible que...

La verdad que no lo seguí escuchando. Me pareció mucha exageración sólo por el pequeño peligro que suponía atravesar el larguísimo puente, altamente inestable, colgante sobre lava ardiendo en la boca de un volcán activo, pero con actividad paranormal, administrado por morlocks, con péndulos mortales cada 5 metros y un enano que contaba siempre el mismo chiste de gallegos ("Oye Manolo, carga la escopeta" "La escopeta tiene novio, la escopeta tiene novio"). Claro que si me pongo en su lugar, un mero mortal sin la ayuda de un wyvern inmune al calor, quizá un poco de razón tenía. Por otro lado, Pastoman no se estaba haciendo ningún problema, y eso que está compuesto en su mayor parte de gramilla. De todas maneras, Pastoman nunca se hizo problema. Creo que nunca se dio cuenta del viaje.

-¿Che, y si nos subimos todos al wyvern y pasa el puente de un salto?- dijo ChuPoMelo.

-Buena idea. -Respondí.- Pero Rogerio tiene una pequeña indigestión causada por comerse a todo el pueblo de Rudol... Rudoli Castle, y medio que no quiere llevarme ni a mí (y es probable que mágicamente deje de aparecer en la historia).

-Entonces, ¿Como piensan cruzar?-Dijo un NicoR enajenado.

Todos nos miramos. No al mismo tiempo, ya que sería incomodo y difícil, pero sí alternando miradas entre cada uno. Pasto miró a Mistress, yo miré a ChuPo, Mistress miró a Pasto, ChuPo miró a Rudolphito, NicoR me miró, Pasto miró a Mistress, Mistress miró a Pasto, yo miré a NicoR, ChuPo miró a Pasto, Pasto miró a Mistress, Mistress a Pasto... Viendolo en restrospectiva, Mistress y Pasto sólo se miraban entre ellos. ¿Curioso, huh?

Fue en ese momento que me di cuenta de algo. Todos habíamos mirado a alguien, pero... ¡Nadie había vigilado a Bucanata Smith! Cuando nos dimos cuenta ya estaba metido en un tonel (que no creo que siquiera él supiera de dónde salió), tratando de navegar... La lava.


Algo así, sólo que Bucanata tiene la cara menos definida 
-¡Yarrrghhh! ¡A mí, gandules! ¡Probad el acero de mi sable! - gritaba Smith mientras esgrimía una bombilla para el mate a los oleajes de lava. Fue tal el espanto que nadie pudo reaccionar: todos quedamos quietos en el lugar hasta que, después de un rato, Rudolphito dijo:

-¿No deberíamos ayudarlo?

-Deberíamos... Pero dejemoslo un rato más.-Dijo Mistress con una sonrisa picarona.

-Yo diría que lo saquemos...-Empecé a decir, pero una mirada fulminante de la Doña Sueños alcanzó para corregir la trayectoria de mis palabras.- ... Pero no soy quien para desaprobar los designios de Mistress.

Todos asintieron lentamente con las cabezas, sabiendo que era eso o perderlas. A lo lejos todavía podía verse el barril de Smith y su cabeza, ahora adornada con un sombrero YaqueSparrou, acompañados de algún "No podrán conmigo, bellacos" o "Recordaran este día como el día que casi..." .Esa última no la llegamos a escuchar, pero creo que dijo algo sobre "pasar a la gran Rata" (más tarde, Pastoman confirmaría que dijo "asar al Gran Pirata"; en ese caso, diría que no fue el día que "casi").

Una vez que Bucanata se perdiera en lontananza, todos volvimos a volcar nuestra atención en los peligros que debíamos sortear en el camino para convertirnos en Maestros Pokémon... Digo, volver a nuestro estúpido y aburrido tiempo en el cual hay una irritante carencia de Wyverns domésticos.

No voy a mentir, la perspectiva era bastante desalentadora. Era muy posible que todos mis amigos murieran, cortados, incinerados, engullidos por morlocks o cediendo al suicidio frente al chiste del enano.

-Pará -vociferó NicoR cuando dije esto en voz alta.-, ¿por qué decís que nosotros vamos a morir pero no te incluís?

-Bueno, quizás porque, además de que el que escribe la historia soy yo y debido al racconto de la primer parte sabemos que llego más lejos que esto, fui el único lo suficientemente inteligente para volver sobre nuestros pasos al dejar Castilo y robarme la armadura del rey después de que mi mascota lo fagocitara.

-¿Perdón?- Dijo Rudolphito.- ¿Podés repetir eso?

-Sí, dije que fui el único lo suficientemente inteligente para volver sobre nuestros pasos al dejar Castilo y robarme la armadura del rey después de que mi mascota lo fagocitara.

-¿Cómo?

- Que fui el único lo suficientemente inteligente para volver sobre nuestros pasos al dejar Castilo y robarme la armadura del rey después de que mi mascota lo fagocitara.

-¿¡¿¡QUÉ MIERDA QUERÉS DECIR CON ESO?!?!?

-Pufff... Fagocitar: Hacer desaparecer una cosa absorbiéndola, incorporándola de modo que pierde su individualidad. A veces nosotros, los del futuuuuro, usamos esta palabra como sinónimo de comer. -La mirada de Rudolphito estaba completamente desencajada. Se llevó la mano al cinturón, del cual pendía una daga arcaica con la que realizaba sus rituales. Lentamente, se la acercó a la garganta y, por último, fue corriendo directamente a la lava y se tiró de cabeza.
-Lo vamos a extrañar.-dije con pesar, pero al ver las caras de cada uno me di cuenta que no era así.- O, más bien, no lo haremos. En fin, ¿alguno se acuerdo por qué estamos acá en primer lugar?

-Mmmmm, no...-dijo Mistress- Creo que veníamos a arreglar algo pero, aunque no hace mucho que estams, tengo la sensación de estar atrapada acá hace mucho tiempo.

-Se, te entiendo.-gruñó NicoR.- Algo así como si no hubieramos avanzado nada en, ¿qué? ¿Dos años?

-Ponele.- le dije.

-Bueno, más allá de todo, según lo que recuerdo, tenemos que pasar por este caminito de la muerte para volver a casa, ¿No?.- preguntó HerbajeMan.

-Sí, deberíamos preguntarle a Rudolphi... Ah. -las tragantas se apalabraron en mi garganta. Rudolphito había muerto, y con él toda explicación posible sobre cómo terminar el viaje.-Capaz si lo sacamos de la lava, y lo dejamos al secarse al sol, vuelve a funcionar, como los celulares, ¿viste?

 Las miradas reprobatorias me dijeron que probablemente no era buena idea. También lo hizo el hueso que salió expulsado de la lava a medio consumir. Esto planteaba un gran problema: ya no teníamos guía. Observé las miradas de cada uno, llenas de congoja. Todos querían volver a casa, estaban hartos de no tener duchas, cadenas de comida rápida, no ser los dueños del wyvern, internet y, lo más importante, internet para mirar pornografía. La situación no daba para más, así que decidí tomar las riendas una vez más. Llenandome de valor, proclamé:

-Queridos compañeros de la Orden de Tiier, no os preocupéis, puesto que vuestro salvador aquí presente os tiene la solución. ¡Soy Tiier, domador de Wyverns, el conquistador de Castilo, aquel que envío comics a Cartoon Network y se vio plagiado pero no importa porque igual cuenta, el vencedor de los tiempos! Todos sabemos cómo empezó esto, y sabemos que en algún momento ha de terminar. Pero no cerréis los ojos, ¡Oh, no! puesto que tenemos la manera de salir de aquí. ¡Por las barbas del gran Ulmo, he creado un plan magistral para volver a nuestros vidas pasadas!... O futuras...  O presente-futuras... Como sea, ¡tengo un plan maestro! .-Vi en las caras de todos el brillo del triunfo, la esperanza y el desagrado producido por el flato que se me escapó con la palabra "maestro". Les di unos segundos de suspenso para que saborearan la felicidad y finalmente, pronuncié las palabras.- ¡NicoR nos trajo! ¡Él se va a mandar primero por el pasaje de la muerte y, si vemos que sale bien, vamos los demás atrás!

Los comics plagiados.
 Con los brazos en alto, cerré los ojos, esperando los abrazos, la lluvia de rosas, alguien gritando "Hazme el amor, Tiier", pero nada de eso. Abrí primero el derecho, luego el izquierdo. Las caras no eran de felicidad. "Está bien", pensé, "todavía están procesando la genialidad de mi plan." Lentamente, Pastoman comenzó a abrir la boca.

-De hecho, me parece lógico.- Dijo Mistress.
-Sí, a mí también, a fin de cuentas a él se le ocurrió esta forrada.- Secundó ChuPo. Pasto seguía abriendo la boca. "Vamos a tener que bajarle la dosis de THC a este chico, ya no se puede ni mover" pensé, y le tiré todas las revistas a la lava. Lo cual me hizo pensar en primer lugar, ¿de dónde había sacado tantas revistas? Y adelantadas, tenían fecha de 2014 y eso que recién en nuestro presente estamos en el 2012... ¿No?

-Capaz que sí.-Dijo finalmente el gran hombre verde.

 NicoR tenía la cara compungida. Como cuando te estás cagando, pero estás en la casa de tu novia y el baño queda al lado de la cocina, en la cual están tus suegros tomando mate. Y la pared divisoria es de yeso. Y tus suegros justo están hablando de lo mal que les cae la gente que hace caca en su casa. Y también lo mal que les cae su yerno. Encima hacía semanas que venías constipado, pero justo en ese momento todo se vio aflojado por una terriblemente dolorosa, putrefacta e interminable diarrea. Entonces tu novia sale de su habitación, te mira, y te dice, en toda su inocencia "¿Qué te pasa amor?". Estás a punto de decir que nada, que está todo diez puntos, pero entonces se te caen. Así nomás, se te caen todos los soretes que venías guardando hace semanas para una ocasión especial, como una competencia con tu sobrina en su bautismo, o la almohada de tu mejor amigo. Entonces tus suegros llaman a la policía, al psicólogo y al Elmo Te Enseña a Cagar, vas en cana y tu vida entra en una debacle difícilmente superable por cualquier otro evento traumático en tu vida. Sin embargo, en la cárcel encontras a Jesús, que es un morocho transexual de gran complexión física, y él te inicia en el culto de Yoda. Lento, pero seguro, un plan comienza a tomar forma en tu cabeza, escapás de la prisión pidiendo permiso para irte al director, que te lo da porque "bueno, tampoco es un loquero esto, pero prometeme que vas a volver, eh!". En el tiempo que sigue, estudiás cultos paganos, especialmente la Wicca, descubriendo así la posibilidad de volver en el tiempo usando elementos de la Ciudad de Buenos Aires, juntas a todos tus amigos internautas y los llevás en un viaje en el tiempo que puede llegar a sanar todo lo que hiciste mal en tu vida, empezando por la vez que decapitaste el Donatello de tu hermano, con la excusa de volver a la vida cierta página de internet que está más muerta que la vida sexual de mi círculo íntimo. Ahora, esas gentes se dieron cuenta de tu maquiavélico plan, y eso te hace poner cara de compungido.

Mi círculo íntimo soy yo.

 Así de compungido estaba Felipe Pigna.

-Capaz, si Tiier pasara con su drag...
-Nope. Rogerio no quiere.
-Bueno, Pasto es más flexi....
-Pasto está re duro.
-Mistress tiene...
-Ya no sé ni quién está respondiendo, pero vas a ir vos.

 Nicofasio "La Mona" Rigutierrez, conocido como NicoR por la plebe, y Ricardo Levene por los pi', se encontraba acorralado. Con temor en la mirada, emprendió la angustiante marcha.

-...entonces le dice, "no, gracias, soy alérgica al jabón".
-Jajajaja, que hija de puta.-Rió ChuPo.
-Por cierto, ¿alguno tiene idea de hace cuánto se fue Nicofasio? -Preguntó Mistress.
-NI IDEA.-gritó Pastoman, exaltado en su estupor.
-¿Qué te pasa, Pasto?-Pregunté.
-Nada, ¿por? ¿Me tendría que estar pasando algo? ¿Es un requisito para ser parte de su selecto grupo? El ratón lo sabe, pero no se lo va a contar... Noooo, Francella no...
-A veces, pienso que este chico puede estar consumiendo algún tipo de estupefaciente, pero al final siempre me sorprende con una muestra de lucidez como esta.-Dije.- ¿Bueno, vamos a seguir a NicoR?

 Todos parecían reticentes, pero en última estancia ya no teníamos nada más para hacer, por lo que nos vimos casi forzados a seguirlo. Al final pasamos el caminito de la muerte más tranquilos que el sorete que habita bajo el peluquín de Feinmann. Al final encontramos a Nicoerre, o lo que quedaba de él. Era horrible, era feo, nuestro amigo, nuestro compañero de viaje, había sido reemplazado por una masa de carne, con dos brazos, una cara, piernas y... No, era sólo NicoR.

-Aquí estamos. -Dijo.
  Se sentó en el suelo. Su cara, desencajada, miraba en mi dirección general con los ojos de un tipo que ya se rompió los huevos. Pero mal.
-¿Qué pasa, NicoR? - preguntó la Mistressa preocupada - Parece cómo si tuvieras los huevos rotos. Pero mal.
-Llegué acá. Me encontré con un demidios. Aquel que en un momento del espacio tiempo fue camarada nuestro, hasta que quedó al descubierto que provenía de otro planeta, y luego ascendió...
  El silencio fue absoluto. La tensión, se podía cortar como un buen leberwurst recién sacado de la heladera.
-Darnillion... -Susurró alguien que podría o no haber sido yo.
-Así es, Darnillion. Y me dijo... Me dijo... -Podía verse en las facciones de Nicolás que estuba por sufrir otro quiebre.
-¿QUÉ? ¿QUÉ TE DIJO? - Gritó ChuPo mientras mecía a su bebé.
-ChuPo, ¿de dónde sacaste ese bebé?
-SSsssshhhhhh....
-Me dijo - prosiguió NicoR - que apenas llegamos se encontró con Tiier.
Tragué saliva audiblemente.
-Y que le dio un artefacto para que volvamos a casa cuando quisieramos.
 Todas las caras voltearon a mí. Busqué cobijo en Rogerio pero, por algún motivo, había desaparecido.
-Esteeeemmmm... ¡GUAU! - Grité - ¡MIREN LO QUE ENCONTRÉ!
Leberwurst o, como lo llamamos en el barrio, "El ojete de tu vieja,
Lupine".
-UN DISPOSITIVO PARA VIAJAR EN EL TIEMPO! UNA LOCURA! ¿DE DÓNDE HABRÁ SALIDO?
  A pesar de mi convincente actuación, nadie pareció creerlo.

Y ahí me encontraba. No sabía si iba a sobrevivir o no, no sabía si quería. La expedición no había sido sólo un fracaso, si no que también traumante. Hasta que recordé que, hey, tenía un dispositivo para viajar en el tiempo. Sin darle dos pensamientos, lo activé y ¡puf! de vuelta en Capital Federal. Lo cual, debo decir, es bastante deprimente.


Y así terminó nuestra aventura. Nunca más nadie me volvió a hablar ni ver, en parte porque me rasuré todo (todo) el pelo y en parte porque me mudé de país para evitar los linchamientos que organizaba un tal Felipe Pigna en Facebook.


Pero quién sabe. Quizás, algún día, el destino nos vuelva a unir...





PUTO EL QUE LEE...





















viernes, 7 de febrero de 2014

Ellos

     Él llega a su hogar y allí esta Ella tendida en la cama, inmóvil, con su desnudez esparcida sobre la sábana, tal y como la dejó. Y así Él comienza como ayer, como anteayer, como el mes pasado, cuando Ella llego a su casa. Envuelta como para regalo, con su moño rojo, su maquillaje de cartón y sus verdes ojos mostrando una felicidad fingida. Él comienza a desvestirse mientras le cuenta cómo le fue en el trabajo “Qué día tan agitado tuve hoy...” comienza a decir, a lo que ella no agrega nada. Él se acerca y envuelve con su cuerpo el de su amada, Ella esta fría. Él la acaricia y la besa apasionadamente durante algunos minutos, pero Ella no coopera. Él se levanta, enciende un cigarrillo y mira a su alrededor, caos, una sensación agridulce pasa por su garganta al tiempo que sus ojos comienzan a empañarse. “¿Qué te pasa?” indaga Él, esperando una respuesta inmediata, pero nada, los ojos inmóviles de Ella se clavan en los suyos sin expresar nada, su mirada vacía y fría lo lleva a mirar hacia otro lado. Él se exaspera y su razón, ya tan empañada como sus ojos, no funciona. Un golpe de puño impacta directamente en la mejilla izquierda de Ella que, incapacitada de articular palabra alguna, solo lanza un ligero y casi imperceptible chirrido. Él ya no es Él, se transforma, sus tiernos ojos se tornan violentos, salvajes, sedientos de sangre, su sonrisa delicada se convierte en una llena de odio y de dolor. Sin pensarlo un instante más, se dirige a la cocina y toma un cuchillo, acercándose a Ella con el filo brillante en el aire. “¿Vas a hablar ahora?,¡Maldita!”. Al no recibir respuesta, la toma por el cuello y clava el afilado puñal en su vientre. Ella, con sus ojos inmóviles, sin poder ver, sin poder hablar, solo emite un sonido, un ligero “FSSSSSSS”, que se mezcla con los desconsolados llantos de Él... 

martes, 1 de octubre de 2013

*cof cof* Vacaciones *cof cof* - De por qué tengo tos.


"...y entonces la moldura me miró con cara de sorprendida."


Yo sé que me quieren acá, acéptenlo, es por eso que después de mi pseudo-renuncia vinieron a postear u.u. Como diría la canción del programa de Roberto Galán "(...) aquí me tienes ♪♫" (?)

En uno de los maravillosos momentos de esos que la vida te regala para pensar, meditar sobre hacia dónde estás yendo con tu vida, qué vas ser cuando seas grande o cómo pretende la hija de puta que acaba de salir del baño que se la cojan con la baranda a vieja de agua podrida que dejó en el ambiente, descubrí que... ¿qué había descubierto?

...no, no puedo recordarlo.

Uds. saben, conocen ese gustito que tiene tomarse vacaciones durante el año, o por lo menos los que no lo saben, es porque tienen las uñas gastadas y las bolas al rojo vivo. Ese sentimiento de estar limándotelas con el escroto mientras los demás se pelan la misma parte del cuerpo pero del lado de atrás, y decir muy al estilo Nelson Muntz "haha!". Más delicioso es ese gustito cuando te das cuenta después de pedir las vacaciones que vas a poder presenciar una fiesta re importante de tu barrio que te encantaba porque cae justo dentro de ESA semana, que vas a poder comer algodón de azúcar, que vas a poder dormir. Juntarte con amigos y alcoholizarte hasta la inconsciencia se vuelven cosas que ya habías creído perdidas, etc etc.

Lo saboreás el viernes a la tarde, cuando ya no falta casi nada para que llegue la tan ansiada semana de desenchufamientación laboral, y el momento llega: se hace la hora de salir. Pensás "soy libre, al fin, por una semana no me van a romper las pelotas". 

Lo que no te imaginás es que ibas a estar TAN equivocado.

A que no saben de qué va este escrito... 

Tenía planes, chicos, planes, iba a presenciar el 15 de agosto, iba a juntarme con mis amigas a hacer "cosas de chicas" ((engordar con las sobras del cumple de la Morocha y ponernos e.e con Brokeback Mountain)), iba a pasar tiempo con mi familia, cosa que un laburo de horario oficinesco no te permite... iba a hacer tantas cosas :'(

Bueno...

Las hice todas XD

Lo heavy fue aguantar al jefecito que, de los 5 días que tenía de vacaciones, me llamó 4, aunque digan que la tercera es la vencida. Sí Sres. Lectores... CUATRO de los CINCO días seguidos me llamó. Y claramenteporsupuesto, voy a pasar a detallar los motivos:

Lunes ((1º día legal de vacaciones de la Mistress)): llama y pregunta la ubicación de un archivo... OK, thumbs up! 

[Cabe destacar que yo, muy generosamente, me ofrecí a ser molestada durante mis vacaciones con un "si necesitás algo, pegame un tubazo -no literalmente, claro-, no me molesta"; pero ilusamente creí que dicho statement sería tomado como lo que fue, un ofrecimiento cortés de "si necesitás algo, pegame UN (1) tubazo", no "llamame todas las veces que necesites todos los días por CUALQUIER cosa", y supongo que está de más aclarar que así fue tomado...]

Martes: llama para "cagarme a pedos" por una metida de pata de la semana anterior. El diálogo fue algo así:

Jefe: "Hola, ¿Mistress?"
Mistress: "Sí, Jefe, ¿todo bien? Dime, ¿en qué te ayudo?"
J: "Mirá, acá la gente de -inserteclienterandomaquí- me comenta que a ellos los números de la semana pasada les dan distinto al stock que vos mandaste, ¿qué pasó?"
M: "Ni idea."
J: "Me fijé en el access y efectivamente está la vinculación mal hecha"
M: "No sé qué decirte, no me di cuenta."
J: "Bueno, ahora veo cómo lo arreglo."
M: "¡¬¬!"

Miércoles: manda whatsapp preguntando otra cosa. Ya no recuerdo qué, esto fue a mediados de agosto. Miren el encabezado de este texto para ver la fecha de hoy. Claramente, es el abuso. El abuso de estupefacientes.
No respondí.

Jueves: Manda whatsapp de vuelta pidiendo lo mismo del día anterior, le dije que lo hable con el cliente que correspondía, le di el referente que estaba a cargo del tema en cuestión. Me inquirió sobre si era demasiado tarde para hablar de ese tema con el cliente. No respondí... era 15 de agosto. Estaba en Plaza Alsina escuchando un recital. 
Si estás pensando que me llamó, estás en lo cierto. ME LLAMÓ PORQUE NO LE CONTESTÉ EL MENSAJE. ¿Atendí? Hagan sus apuestas.

El viernes me dejó en paz y pude ir tranquila a Alemán ((por si se lo preguntaban, sí, sigo estudiando, ya tengo el primer año terminado, Start Deutsch I, es un título oficial y obviamente ya fue a parar al CV XD)). Por suerte también me organicé para las otras cosas que tenía planeado hacer como juntarme con Marta y la Morocha y dentro de todo lo que aconteció en esa semana, la pasé bastannnnnnte bien.

Cuando salí de la clase estaba mi beshísimo novio esperándome para vivir dos días de "luna de miel" maravillosos.

Nos fugamos a un hotel de vayaunoasaberdónde y casi que desaparecimos del mundo. No tengo que describirles la noche e.e. Pero al día siguiente... faaaaaaaah. Andá a buscar los pochoclos que te cuento:

Nos levantamos a eso de las 1000. Salimos a caminar al toque ((calculo que 1030 ya estábamos en la calle)). ¡Qué lindo es caminar con alguien tan copado!

Romualdo: "¿Y?... ¿Nada?"
Lu: "Nop, nada"
R: "YA FUE... tomá"
L: "YA FUE... venga"

Cuando llegamos a la plaza, descubrimos tantas cosas nuevas... para
En algún lado estaban el chabón
de Quaker y los puntitos
empezar, descubrimos cuánto tiempo hacía que no paseábamos despreocupadamente por algún lugar, sin que nos corra ningún reloj, sin pensar en que teníamos que salir corriendo, sin... JAAAAAAAJAJAJAJAJAJAJA "¡Mirá! El chabón de Quaker"


L: "Qué naranja que es el polvo de ladrillos loco... no lo tenía así eh"
R: "¿Viste? uuuuuuh, mirá, allá, la cúpula, tiene como puntitos..."
L: "¿Eh?"

R: "Ahí... mirá XD"
L: "Uh, pará boludo, casi me caigo"
R: "Cuidado, ¿estás bien?"
L: "Sí, es sólo que olvidé cómo agarrarme de una reja"
R: "JAJAJAJAJAJA"
L: "JAJAJAJAJAJA"

Seguimos caminando, dimos vuelta a la plaza y nos sentamos, de repente éramos MUY felices ((léase "cualquier verdura nos daba risa", no importaba si era apio, verdeo o zapallito))... nos tiramos a mirar las hojas de los árboles, que por cierto, nunca habían sido TAN interesantes...

Recordando el 15 de agosto ((que había sido dos días antes)) pensé en el algodón de azúcar que no había podido comer en Avellaneda. Fue el primer 15/08 que no hubo algodón de azúcar en Avellaneda... ¬¬

Mágicamente apareció un tipo que vendía algodón de azúcar en la plaza en la que estábamos en ese momento.
O probablemente ya estaba ahí, pero nosotros no lo habíamos notado, a pesar de que nos habíamos sentado a cinco metros de él. Guarda, la segunda opción es MUY posible. Romu, en un caballerezco acto de valentía, se acercó al "puesto" y me compró un algodón de azúcar después de que yo moaneara en volumen máximo sobre el desabastecimiento de algodón de azúcar en Avellaneda. Haciendo chistes al respecto, y respecto del precio de la pieza adquirida, nos retiramos a seguir paseando.


L: "Tengo ganas de Starbucks"
R: "Hay uno acá a una cuadra"

Fuimos. Obvio. Porque, "¿por qué no?"

La piba que nos atendió terminó diciéndonos que estábamos en problemas... claramente su caja registradora y todo lo que la rodeaba era muy divertido. Recibimos nuestro pedido y nos sentamos a flashear un rato, ya que estábamos al pedo...

Y entonces, mirando por la ventana, vi que en el edificio de enfrente había unas molduras con rostros. Se volvieron extremadamente interesantes. Reparé en una, y entonces me miró con cara de sorprendida, que fue la cara que había puesto yo. Me estaba copiando la hija de puta. Se lo dije sorprendida a Romu, y él se sumó a la "conversación" con la moldura. Cambié la cara para ver si era yo la que estaba flasheando, y me volvió a copiar. No, esto estaba pasando de verdad. En eso Romu se tuvo que ir al baño. Después de preguntarme unas 39472938462 veces si iba a estar bien y si me iba a quedar quieta en el sillón que te chupa, emprendió viaje. El baño era arriba, así que me dejó ahí, flasheando sola y el muy turro me fotografió riéndome con la moldura, que me seguía haciendo caras XD. Desafortunadamente ((para ustedes, porque no se van a poder reír de mi)), no tengo idea de a dónde fue a parar dicha foto.

Alguno de los dos dijo "bueno, ¿vamos?"

Y salimos...

Un paraguas multicolor colgado en la puerta de un local nos llamó la atención y entramos... cada cosa que veíamos era extremadamente graciosa y divertida, lo cual nos ponía en una posición de paranoia inocente al grito de "estamos incomodando a la gente". Miramos algunas cosas y terminamos comprando un mazo de cartas. Cuando salimos del local, que era de esos al más puro estilo Arribeños y Juramento, teníamos las pupilas dilatadas DEBIDO A LA OSCURIDAD DEL LUGAR *cof cof*. Afuera había sol y justo se había detenido frente al local una camioneta plotteada -supongo- en color amarillo flúo... saquen sus propias conclusiones sobre la rección de alguien en dicha situación.

Salimos y se me dio por entrar en un Clandestine, esos locales donde venden aritos, pulseritas, esmaltes y chucherías varias para mujeres entre la preadolescencia y el comienzo de la adultez. Esta última debe ser tomada entre comillas y su comienzo no tiene ni siquiera un momento estimativo para acontecer, lo hace invariablemente cuando se le canta.
En ese lugar encontramos cosas flúo que brillaban mucho y muchas texturas distintas que eran increíblemente llamativas de nuestra limitadísima atención. Salí con una bolsita propia de ese lugar, claramente.


De esto nos reíamos,
no del Winnie Pooh
Así pasaron varios negocios/cosas: un Farmacity donde nos perseguimos con que incomodábamos a la gente de vuelta, una dulcería en la que gastamos $50 en una bolsa de caramelos, una perfumería de la que nos echaron sutilmente, un Winnie Pooh gigante que se creyó que nos reíamos de él y nos mandó a reírnos de su compañero, el sapo Pepe, que estaba a media cuadra repartiendo volantes como él, llegamos a la cuadra del hotel y entramos en el chino de al lado, donde compramos cosas varias para bajonear más tarde.

Entramos a la habitación a eso de las 1700... El Sbks, que fue el punto más lejano al que llegamos, está a 5 cuadras del hotel...



Media nomás... 
¿Que qué destaco? Destaco besar... es espuma contra espuma. Destaco que todo es de algodón, y si algo no es de algodón, tu mano es de algodón al tocarlo. Destaco que los zapatos se vuelven extremadamente cómodos, nunca creí sentirme dentro de un par de moon shoes, y ni tuve que comprarlos XD. Y destaco la despreocupación que sentí. 


Unas vacaciones para recordar ^^Y cierro con un poco de tortura música ((porque con algo tenía que cortar la genialidad(?) de este escrito)) que sé que les va a ENCANTAR -.^




PD: Había descubierto que...

uia... me volví a olvidar... damn!

domingo, 28 de julio de 2013

De Meliseos y Duendes 2: El Imperio Contraataca

Aclaración: Esto fue hace mucho mucho tiempo. En esta galaxia. No en ninguna muy lejana. Borrá esa sonrisita de tu rostro. La cosa es que ya hace muchísimo que no laburo en esa Imprenta ni pierdo medias. Listo, eso era nomás.



 Eran las 6 de la mañana, me desperté al son de “Heat of the moment” de Asia. Mi corazón decía que siga durmiendo. Mis ojos también y mi cerebro decía “Tenés que ir a trabajar… Mejor quédate durmiendo”, pero como buen empleado (o pelotudo, lo dejo a su criterio) me levanté. Hacía un frío zarpado, por lo cual me vi forzado a taparme de nuevo e idear un plan para cagarme lo menos de frío que pudiera. Como se imaginarán, me cagué de frío igual, pero acá empieza realmente la historia. Cuando fui a ponerme un par de medias, al primero que agarré le faltaba una. Al segundo también. Decidí no molestar a los habitantes de mi armario y simplemente me puse una de cada una. Al día siguiente, pasó lo mismo, sólo que directamente ya faltaban pares. Al tercer día sólo tenía una media, o medio entero. Ya no podía seguir así, por lo que llamé a uno.
 
Así, una solita tenía.
-Rodolfo, Rodolfo… RODOLFO
-…
-RODOLFO LA CONCHA DE TU DUENDA MADRE, DESPERTATE.

No hubo respuesta de nuevo. Lamentablemente no tenía tiempo para mover el placard ni nada, así que dejé que duerma. Después de trabajar 9 (nueve) horas en la imprenta de SSatanás, intercalando miles de revistas con una sola media que amortiguara mi dolor, me puse a buscar a mis amiguitos. Estaban pero, PERO, atados y amordazados.

-¿Qué pasó, maquinolas? –Pregunté al liberarlos- ¿Tuvieron una violenta fiesta sadomasoca y no invitaron?
-No, pelotudo –Respondió Duende 1- ¿No escuchaste el quilombo que se arma desde hace unos días? Volvieron esos monos de mierda.
-¡¿¡¿LOS WACHITURROS ENTRARON A MI PIEZA?!?!?
-No, los otros –Respondió Duende 2- Los de colores que tienen un extraño fetichismo con las medias.
-No… NO… No otra vez…
-¿En serio no escuchaste nada? O sea, hasta hicimos una competencia de karaoke ayer. –Dijo Duende 4.
-¿Por qué se saltearon a Duende 3?
-Porque sos un puto- Respondió Duende 3.
-A tu culo lo disfruto.
-Más despacio que sos bruto.
-El tomate es un fruto.
-El perro de Mickey es Pluto.
-Agachate y conócelo.

En fin, para hacer una conversación larga corta, decidí ir a arreglar las cosas con los meliseos cara a cara, face to face, mano a mano,  cachete a cachete, ojo a ojo… Pero obviamente no iba a ir solo, por lo que llevé a Duende 27, Duende Raúl y Duende Mentalmenteinestable. Si voy a reclamar algo a una tribu/sociedad de monos gigantes de colores, no voy a ir sin una barra personal. Es una lástima que mi barra sean 3 pitufines de 10 centímetros, uno genérico, otro jugador de fulbo y un tercero que debería seguir una estricta dieta de Rivotril, pero bue, hay cosas peores, como esperar 1 año y medio para una segunda parte de algo que nunca va a salir. Ojo, no lo digo porque me haya pasado, pero conozco alguien que sí. Bué… Como todo tipo que no vive en Capital, me tomé el queridísimo Rocca hasta Constitución, porque no vivo en Capital, pero vivo en un lugar que pasa el Rocca, como podría ser Monte Grande, o podría no serlo o podría ser Merlo, o no merlo. Rían ante mi gracia.
Merlo.

 -El plan es el siguiente, tren hasta Constitución, comprar un pancho, sacarme fotos con PanchO’Donell y de ahí línea A hasta Bulnes- Decía Duende Raúl.
-Ok, ¿De ahí?
-De ahí nos vamos a Meliseololandonandia.
-¿Y cómo llegamos?
-Leensqucerpapnicantrab.
-Qué?
- Leensqucerpapnicantrab.
-QUÉ?
-LE TENÉS QUE HACER UN PAPANICOLAU A UN TRABA.
-…Andá a la concha de tu madre
-No, a la del traba, justamente
-Los trabas no tienen.

 En ese momento sólo sonrió el muy puto. No me gustó una mierda. Primero por la obvia razón de tener que meterle la mano a un travesti. Segundo porque ni siquiera sé lo que es un papanicolau. Pero no suena divertido: Papanicolau. Jaja, retiro lo dicho, suena bastante gracioso. Bueno, la cosa es que fuimos a la estación y nos tomamos el tren. Por algún extraño motivo la gente me miraba, no sé por qué, pero me arriesgo a suponer que no es común ver a un tipo con tres duendes en el tren. Menos si uno está agarrado de la oreja con los dientes y simulando ser un pendiente, pero se ven cosas más raras en el tren.   
 Una vez en Constitución Duende 27 quería ir al baño. 1° error del día. En el horario que entramos al baño, poco sabía yo, se llevan acabo raros rituales esotéricos que involucran cabras, mándalas, orina y el agua del puestito de panchos. La idea era escapar, pero una pequeña indiscreción de Duende Mentalmenteinestable nos vendió. Dijo algo así:
-..rr.rrrrraaaaa.rraaaaaarrrraaaaatatatatatATAtatatTATATtatatATATTA
-Eh, ameo, me parece que hay un rattata acá.- Dijo el que parecía más anciano de los ritualistas. Debería rondar los 20- Eh, ameo, no podé estar acá vo, ¿qué hacé acá?
-Emm, bueno, es que…- Y les relaté la historia.

 Increíblemente me escucharon, me dieron indicaciones y hasta nos sacamos una foto para el “Satan Daily”. Un amor los pibes.

 Al parecer, para llegar no hacía falta el procedimiento del papanicolau. Había una manera menos desagradable, que consistía en lo siguiente: mientras ellos bailaban a nuestro alrededor entonando himnos satánicos como el "Y lari lari le", nosotros nos bañabamos en un menjunje de sangre y materia fecal de chivito santafesino y decíamos a coro "Yo quiero ser siempre el mejor". Para mí asombro Duende Mentalmenteinestable no la cagó, y dijo lo que debía decir. Esto derivó en dos cosas simúltaneas : un viaje en el plano espacial de este universo y, lo más importante, una increíble cara de estupefación por parte de todos los presentes que conocíamos al duende de mierda ese desde el principio.  Es muy importante clarificar que durante todo el viaje sonó este tema.

Volviendo al tema, nos movimos por el espacio a una velocidad sólo comparable con la de el diesel a La Plata en un mal día. Para los que nunca viajaron en ese tren, les recomiendo que se tomen la costera. Posta. Al llegar nos encontramos cara a cara con el mismo meliseo que me atacó la última vez (tal vez sea tarde para decirlo, pero si no estás entendiendo algo, deberías fijarte acá) Jaja, pongo eso como si alguien nos leyera, sobre todo después de todo el tiempo a lo Lupine que tuvimos. Bueno, dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Necesito un apapacho.
APAPACHOOOO!!!!!!

 Ennn fin, llegamos y nos recibió el mono feo ese. Estaba dispuesta a desenvainar mi espada y gritarle FUS RO DAH!!!!... Haaasta que me di cuenta que no tengo ni espada ni voz como para gritar eso. EN eso decidí escribir una palabra con mayúsculas. Ah, y también vimos que Meliseolandia estaba devastada. No tuvimos tiempo para preguntar nada, ya que el Meliseojefe nos encaró:

-¡Gracias a <introduzca su dios favorito aquí> que llegaron! ¡Ya pensaba que el plan de las medias no había funcionado y no ibas a venir nunca! Sos el único que nos puede salvar, y veo que trajiste amigos. Y a ese.- Añadió viendo a Duende Raúl.
-¿Qué te pasa gorilón? ¿Estás enojado de que a vos no te llega el estado benefactor en estos tiempos?-Saltó el increpado.
-Se, se, como digas. Total, todos sabemos que Duende Messi ya te rompió el orto hace rato como goleador.

 Hubo un silencio incómodo. Lo siguiente que recuerdo es estar sacando a Duende Raúl de la oreja del Meliseojefe, a la cual ingresó con un machete a escala. Pasan cosas my locas cuando uno viaja por el espacio. Luego de que se calmaran, lo cuál no fue hasta el otro día, Goriloman (quien no se llama realmente así, pero no me iba a calentar en aprenderme el nombre) nos contó su historia.

 Luego del primer encuentro que tuvimos los meliseos decidieron volver a su tierra nativa de Meliseolandia, que es como un parque de diversiones pero para gorilas y si sos peronista no podés pasar. Claramente, como mi postura política es tal que todavía no sé ni siquiera qué se vota el 11 de Agosto próximo (si alguien sabe agradecería la información), pude pasar sin problemas. Bien, volvamos a los Meliseos. Cuando volvieron, se encontraron con que una raza extraña de seres de otro mundo había tomado el poder del lugar. Todos los juegos habían sido derribados y en su lugar se alzaban ahora enormes torres de más de 10 pisos con departamentos desde 1 a 3 ambientes. Estos seres se llaman los "Martillelocos" y se dedican a, bueno, hacer eso que les acabo de describir. Cuando Goriloman les reclamó el planeta ellos adujeron que él no tenía la escritura del planeta a lo cual mi simiesco amigo no respondió muy bien. Literalmente eh. Respondío
así:

-Pero este planeta es de nosotros y si yo habría sabido que iba a pasar esto nos veníamos yo y el hetor de raje para evitarlo.

El hetor.
 Mis oídos sangraban mientras el mono se explayaba de esa manera. Si seguía escuchandolo hablar así iba a tener que amputarme los pies para usarlos de tapones para mis oídos, por lo que puse manos a la obra.

 Mi primer plan fue conseguir una escritura para el planeta. Sí, eso mismo pensé. El trámite es muy largo y caro, como mi poronCHEEEEEEE!!!!
Cheeee!!!


Y ahora escribo entre imágenes porque soy re cool y re show, ah reeee.







 Volviendo al tema, mi plan B, si bien más ingenioso, era todavía más difícil. Quise contactor con el abogado interestelar más efectivo jamás conocido: J'onn J'onzz. "Si la gana, la gana igual con telepatía" es el slogan. Lamentablemente, se encontraba ocupado llorando por la cancelacion de Young Justice, porque a raíz de eso se tiene que bancar a la sobrina de nuevo en su casa, cochineando con Superboy y bajaneandole las papas fritas todos los días. 
CHEEEEE Strikes again!!!

  Y, como todos mis finales, ahora viene mi abrupto final. ¿Por qué, se preguntan Es simple, es clarCHEEEEEE!!!

Le pedí a mis amigos que me dejaran sólo un día con los Martillelocos. Una vez en solitario me preparé y los encaré. La narración mi accionar podría llevar muchas más palabras que las que ya utilicé para contar la historia, así que les voy a dejar una dramatización apróximada, porque una imagen vale más que mil palabras. Y un .gif supongo que valdrá, no sé, unos 1020.


Dramatización aproximada de lo que hice.

  Luego de tan heroico acto, los locos se fueron mientras les cantabamos "mirá mirá mirá, sacale una foto, ahí van los Martilocos con el culo roto"... Se, sin che esta vez.

 El viaje de vuelta fue más simple, sin exaltaciones excepto la pequeña avventura que tuvimos al cruzarnos con una careta de Rial fantasma pero esa, mis queridos onironautas del amor, es una historia para otro momento. Abrazo de gol.

martes, 9 de julio de 2013

Biciman: La sombra en el asfalto

Otra vez atraveseandolo, de nuevo lo veo pasar como gotas solidad, como milles de brillantes, de estrellas que me guiñan el ojo.
Pero no tengo tiempo para disfrutar, debo seguir, debo impulsar, no puedo parar.
Biciman ah llegado, y es hora de atacar.
Atacar para reclamar lo que siempre fue nuestro. Reclamarlo de los escupe humo que reniegan de nuestra existencia y nos amenazan a cada paso. Atacar a los moto ratones de Marte, que han se han pasado del otro lado y nos encuentran en todos los lugares que eran solo nuestros y desafían el territorio ganado con dedos doblados y rodillas raspadas.
Antes que el Bigotes abriera los canales, Biciman ya existía, su guerra ya declarada. Ahora, sufre interrupciones de gente que no entiende lo que esta en juego, que no ve, que se niega a ver el campo de batalla que se extiende frente a ellos, ignoran la historia sobre cada gota de alquitrán, cada recoveco, cada pozo. No entienden la nefasta intención con la reinaguracion de las calles empedradas.
Pero ellas no detendrán el avance. Todo lo que la piedra afloje, Biciman apretara. Todo lo que la piedra pinche, Biciman inflara. Y ahora, Biciman no esta solo.
Porque los canales no solo ofrecen un camino para robots a pedal. Han ofrecido trincheras para Biciman, y en ellas, Biciman encuentra aliados. Aquellos que no entendían su lugar en la fascista estructura transportista. Esos obligados a escapar del asfalto corrido por los mamuts de metal, o pagar diezmo para subir a sus estómagos. Esos con fuertes piernas, pero sin forma de llevarlas a su máximo potencial. Todos buscan alguna forma de libertad, todas obtenibles a partir de dos ruedas y un manubrio. La nueva arma del pueblo, la llave de su revolución, mi revolución, Nuestra revolución.
El anarco ciclismo esta aqui, allá, en todos lados. No se engañen. Estuvo siempre. No podían verlo antes, no podían verme antes. Hacer lo que hago, lo que ahora hacemos era visto como de locos. Y tal vez estuve loco, aventurandome en las arterias porteñas, peleándole el espacio a los colosos metálicos y sus carroñeras crías. Usando su propia velocidad en su contra, negando a pagar el derecho de piso que intentan cobrar al encerrarme contra cordones, veredas, postes...
Y intentando arriar esta lucha, de imponer una paz imposible en este asfalto que hierve aun en las fieras noches porteñas, el Bigote puso sus corrales amarillos, que brotaron como mala hierva desde el alquitrán. Ninguno de los batallantes lo esperaban o supieron como reaccionar. Todos perdían algo con esto, pero solo a mi me escupía en la cara. Transformaba mi acto revolucionario en algo fugaz, le quitaba su significado, su atrevimiento PUTA MADRE ¿DONDE HABIA QUEDADO EL COMBATE, LA ADRENALINA, EL HONOR, EL DUELO? ¡AHORA LOS MISMOS CICLISTAS SON PARTE DEL APARATO DE REPRESION, ASUSTANDO NO SOLO A LOS PEATONES, SINO A LOS CARBURADOS! ¡SU IMPUNIDAD LES DA UN AIRE DE POMPA PEOR A LA DE LOS LEVIATANES QUE AUN RECORREN LAS AVENIDAS! ¡Se han perdido los códigos, la ideología! ¡Son la misma mierda pero menos enlatada, lo que simplemente deja salir mas su enfermizo olor! Y por si fuera poco aparecen los moto ratones, traidores, cobardes, invasores...
Pero no nos dejaremos vencer. Ahora somos ejercito. Ahora somos legión. Y en las calles de Buenos Aires, con o sin cercos del Bigote, al escuchar los rayos girar, sabrás temer. Todos ellos sabrán que llego la hora. Que no hay impunidad, porque es asfalto no se mancha, el asfalto se rompe. Y rompiéndolo contra sus cráneos y sus cicliquetas. Se rompe con la fuerza amplificada de las piernas y los gritos de libertad. Un fuego que nunca se apaga y que busca la caricia del viento que solo la libre velocidad puede ofrecer. Ellos nos escucharan y temerán, pero solo en el asfalto nuestra sombra verán......
ANARCO CICLISTAS SIN MOTOR, EL AFALTO ES NUESTRO POR DERECHO ¡VAMOS A GASTARLO!

lunes, 17 de junio de 2013

Nada que ver con Nada II


Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, bueno, acá estoy yo de vuelta contando cosas random de la vida y proporcionándoles información inútil que no van a necesitar ni apreciar y que estoy segura de que sólo por eso van a terminar leyendo xD


¿Les conté sobre mis vacaciones? Creo que no, so... les cabe.
Fuimos a San Bernardo con Romualdo ((pongámosle que así se llama mi novio actual de ahora, no voy a hacer pública su identidad identificatoria por razones de público conocimiento)). Él manejó hasta allá y allá me quiso enseñar a manejar: fracaso rotundo. Pobrecito, encima me decía que lo estaba haciendo RE bien. Freakeé y después de evitar terminar así, dije "basta". Cambiamos de lugar y fuimos a caminar por la playa. ¿Que cómo estuvieron los días? Horribles, como correspondía, yo soy uno de esos especímenes a los  que a la vida tanto le gusta trollear, por ende estoy meada por alienígenas en celo. Si Lu va a la playa, el scumbag weather no puede no hacer su aparición triunfal bloqueando directamente la luz del sol y haciendo que ella se cague de frío durante tres días.

¡Qué lindo día!

¡Pero Sanber es re lindo! Está lleno de viejos caminando, negocios desiertos que cierran a la siesta ((olvidate de conseguir algún comestible si son más de las 1400 y menos de las 1600)), restaurantes que NO hacen delivery y galerías pedorras con locales que tienen cosas re copadas, el artículo más barato no baja de los $100... ¡re económico che!
En resumidas cuentas, no es más divertido que quedarte en tu casa mirando xvideos en un día de lluvia... por suerte el departamentito donde paramos era una belleza y hubo diez minutos de sol que me permitieron sacar las únicas fotos decentes del lugar en tres días enteros.
Los únicos 10 minutos de sol.

¿Conclusión? San Bernardo es un telo gigante, donde lo único copado para hacer es garchar, siempre y cuando tengas con quién hacerlo. Claramente me dediqué a eso, a dormir, a tomar y a morfar hasta el hartazgo durante los tres días completos, lo cual hizo que todo lo anterior no tuviera peso alguno y la pase de veinte sobre diez :)

Por otro lado, una vuelta iba paseando con Romu y volé en uno de mis típicos flashes. En este particularmente se me ocurrió "¿Por qué no hablar de vuelta con ESA amiga con la que hace años que no hablo?". 
Bueno, no fue tan flash, caí de pedo en su blog, que también curiosamente hacía años que no leía. Cuestión que le escribí un mensaje y ella contestó con la mejor. Hoy en día nos juntamos regularmente y charlamos cosas de la vida de manera muy copada.
Hemos llegado a darnos cuenta de lo viejas que estamos ya que de repente nos hallamos debatiendo sobre temas como Política, Sociedad, Actualidad, Ética, Salud, Filosofía... etc etc etc... esto no es más que el comienzo, ya que el cénit de dichos debates es la indignación que nos invade cada vez que tocamos alguno de estos temas. Momento en el que adoptamos posición de comadrona de barrio bigotuda pero sin ruleros al grito de "¡No puede ser!".
Conectamos lindo en cortas horas de almuerzo con mi amiga la Morocha, entablando charlas de esas sobre máscaras de pestañas, esmaltes, ropa ((interior también)), problemas en el trabajo, ofertas de pintura por litro en Mercadolibre y cómo cultivar marihuana paso a paso -todo lo que necesitás saber-... en fin, lo usual que charlan las mujeres normalmente pero que nunca acostumbré charlar con otras mujeres. Yo por lo general prefiero hablar de cosas como tecnología, películas, música y cómo cultivar marihuana paso a paso -todo lo que necesitás saber-... Cheeee, tenemos hasta grupo de Whatsapp (?), les cuento todo esto porque sé que les RE importa y no tengo ganas de redactar una introducción... ((un momento, ya lo hice... damn))

Dado que cinco de los seis contribuyentes/autores/escritores/cosararadeesas de esta página están desaparecidos ((porque son putos)) y nos dejan sin la posibilidad de disfrutar sus genialidades artístico-escritoriles (?) deduje que no sería un mal momento para venir a hinchar las pelotas un rato a nuestros queridos lectores cuyo número debe haber bajado considerablemente, igual que las suyas al darse cuenta de que esto no es la culminación de "Crónicas de PLINA" ni de "Juan Pelotas blabla..."

Así que les sigo contando: por si se lo preguntan, no volví a ver a Ricky, aunque cada tanto recibo una dotación "hastaqueaguante" de palitos de la selva como por arte de magia. Vaya uno a saber si viene de parte de él. Yo por las dudas no pregunto, a caballo regalado... El problema que se me presenta con este regalo periódico es que cuando agarro la pendiente no paro. Si comí UN palito de la selva, es IMPERATIVO que coma 98327482364928374 más. Ergo... cada vez estoy más y más parecida al muñeco de Michelin que a Angelina, como esperaba quedar con la dieta. Dieta que claramente, cada vez que viene Ricky ((o quiensea)) a dejar los caramelos se me va al mismísimo cuerno. Hablando de cuernos... no, mejor dejémoslo ahí -así les meto un poco de misterio(?)- Pero como no hay bien que por mal no venga...


Wait... creo que así no era. Bueno, no importa. 


Un día, como cualquier otro día, pasé por un quiosco después de bajarme del bondi rumbo a mi trabajo en el bardeado microcentro nuestro de cada día y me compré un Lucky convertible box.
Cuando abro el paquetito para fumar el primer pucho del día, me encuentro con una simpática tarjetita que me dice "ARE YOU FEELING LUCKY?". "Claro" le respondí mentalmente. 
Di vuelta la tarjetita y decía "Participá por un auto". "Dale" le volví a responder a mi acartonada interlocutora. "Ok, entonces cargá este código en esta página y fijate qué onda" - me dijo.


Después de varias horas de trabajo ininterrumpido, decido tomarme un rato de ocio y entrar a dicha página, donde encontré un cartel que me la bajó hasta el núcleo de la Tierra, profesando que por la ley poronguda de vayaunoasaberquédecreto ((como notarán, leí TODO el texto)) la promoción quedaba SIN EFECTO. Ergo, el cupón carece de toda validez.

Como suele sucederle a la gente como yo, meada por alienígenas en celo, estoy plenamente segura de que tenía el auto en este cupón, pero jamás lo sabré. Supongo que tendré que esperar a ganarme el Quini, cosa que veo poco probable, principalmente porque no juego al Quini. Pero mientras tanto, sigo laburando para pagar la renta.




Esto, claramente, lo compartí con Romualdo, Marta ((ESA amiga... para la que también estoy usando un apodo, a ver si por esas casualidades de la vida se le ocurre empezar a pegarme)) y la Morocha a través del nuevo Hangouts™, que es el pie para contarles sobre dicho nuevo feature de Google, que me está sacando canas, no importa de qué color. El punto es que el chaboncito sólo es compatible con él mismo. Esto equivale a decir que si tu interlocutor usa el viejo Gtalk y vos usás Hangouts, no podés ver si está on, busy o idle. También lagea un toque, pero la app para Android aún peor, la mina tardó tanto en mandarle un mensaje a Romualdo, que para cuando salió, el chabón ya me había escrito varias cosas y se había ido... esto también me lleva a que el 3G de Movistar está andando como el ojete, cosa que no ayuda.

On a brighter side of things: sigo cocinando, haciendo mis geniales pizzas sin
Nachos con cheddar,
guacamole y picante.
igual, tartas, pastas e incursionando en la comida internacional. Ya nos metimos en árabe y mexicana... ahora vamos por italiana y esto es sin contar las tortas ((no de las que se imaginan, adjunto imágenes para que entiendan, pervs)). ¿Cómo que con quién cocino? Con la Morocha, claro... já, estás doomed, amiga ^^.

Ya llevo casi un año estudiando alemán ((gracias, gracias)), y voy por más, también en el trabajo me está yendo mucho mejor y... 

Ok, ok, me callo, no les cuento más sobre mis felicidades, no quiero que se depriman.
Kebbe, hummus y
betenyam


Mentira, ¡muéranse de la envidia! (?) si Pasto lo hace, yo también. Putos todos. Ustedes, claro.




Era posta lo de las tortas,
¿qué se pensaron?

Y después de descargar mi ira sobre el primer coso de Google que no me cabe y sobre la reducida audiencia de este humilde espacio creado por lienses putos que no escriben nunca para lienses putos que no leen ni comentan, paso a informar a dichos individuos sobre mi pseudo-renuncia ((siendo "pseudo" una parte muy importante de la frase)) a esta página, está más muerta que las de Bicho y Lupine juntas... así que me voy a seguir viviendo hasta que a alguien se le ocurra postear o comentar algo...

Ahí se ven.